Saltear al contenido principal

Positano, Italia

Positano, Italia

Hace muy poquitos días llegue de Bangkok, agotadísima porque era un ritmo de vida totalmente distinto, levantarse muy temprano, recorrer todo el día, pasar muuuucho calor, en fin. La aventura sigue y ahora estoy en Italia!!!! Feliz, porque me encanta este país!! Para mi es perfecto. Si me dieran a elegir un país donde vivir, creo que elegiría Italia a ojos cerrados, amo todo, la moda, los italianos, su idioma y como se visten, la cultura, los paisajes, las ciudades, todas son mágicas y obviamente la comida, que atroz todo es rico, puedes entrar a cualquier restaurant, caro o barato y todo será exquisito, por esto mismo que no se como terminara este viaje porque llevo un par de días acá y he comido como vaca! Pero bueno hay que disfrutar. En Chile empezare la dieta. (ojalá!)

Al día siguiente de llegar de Bangkok tomamos un vuelo, En dirección a Napoli, destino final un pueblo llamado Positano.

En Napoli tomamos un taxi que en 1 hora aproximadamente nos dejo en Positano, un pueblo sacado de un cuento de hadas es uno de los lugares más característicos de la Costa Amalfitana y de toda la península de Sorrento (Italia).

Esta ubicado entre montañas, cerros y acantilados. La carretera que te lleva a Positano quizás es uno de los encantos de este lugar ya que esta ubicada literalmente en un acantilado y puedes ver uno de los paisajes más lindos de Italia en mi opinión.

En este pueblo viven alrededor de 3.000 personas y son cientos los turistas que lo visitan día a día, en verano creo que se llena full y es muy entretenido para venir, pero creo que vine en la época perfecta, porque el clima estaba muy rico (tome hasta sol un día) y no estaba colapsado de gente así que para mí perfecto. Las calles aquí son poquitas y muy estrechas, de hecho hay un punto donde los autos no pueden entrar más allá y las calles se transforman en pasadizos perfectos para perderse caminando, llenos de boutiques y restaurantes.

Mi Hotel se llamaba Poseidón, totalmente recomendado. Después de lo ajetreado que fue Bangkok, necesitábamos desconectarnos y buscar un poquito de paz y este hotel lo tenia todo. Estaba en la ubicación precisa, cerca de la playa de Fornillo, como a 15 minutos caminando pero a una altura perfecta que nos permitía tener una linda vista del pueblo y sus acantilados. Eso si hay que estar en forma, porque es mucho lo que se camina aquí.

Outfit del día:

Chaqueta: adidas Originals

Polera: Pull&Bear

Pantalones: TopShop

Zapatillas: adidas Originals

Cartera: Balenciaga

Collar:  Feria en Los Angeles, Usa

Anteojos: RayBan

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba